2 cuentos cortos: La espera y El cine

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram

La espera

Encendió la chimenea. El proceso, rutinario, incluía tres piñas, como yesca, y dos troncos cortados al medio, que formaban cuatro maderas de tamaño regular. Llenó el vaso con la primera botella que alcanzó a vislumbrar en las penumbras de aquel pequeño fuego, y descubrió que era ron tras el primer trago. Sobre el respaldo del sillón había una larga bata. Se la puso, la ciñó por la cintura y arrimó el sillón al fuego. Antes de sentarse agarró la escopeta, que había dejado apoyada contra la pared. Se sentó con el arma en su regazo, y la abrió para comprobar que el cartucho estaba en su lugar. Perdió el sentido del tiempo, tal vez estuvo allí una hora, o dos, porque la leña se había consumido en pequeñas brasas rodeadas de cenizas. Era tarde.

La puerta se abrió de golpe, la luz se encendió y un hombre joven, con cara de asombro, gritó:

—¿¡Quién eres!? ¿Qué haces en mi casa?

El sonido del disparo llenó la habitación.

El Cine

El asesinato lo tenía resuelto hace mucho tiempo. Sabía como hacerlo. Había estudiado todo minuciosamente, incluso como deshacerse del cuerpo. Pero él nunca la dejaba sola. Cuando iba de compras, él la esperaba en el auto, junto al chofer. Cuando iba al teatro, él se quedaba en el bar de en frente, emborrachándose mientras esperaba que ella termine de ver la obra. Al cine la llevaba él, pero no entraba. Como a ella le gustaban las funciones nocturnas, él la llevaba, y la esperaba durmiendo en el auto.

Le llevó nueve películas seducir al acomodador, para que le revele el secreto de la salida oculta. A la décima no la vio. Se sentó en el fondo, en la oscuridad, sin llamar la atención. Sabía como salir y volver a entrar al cine sin ser vista.

Pueden encontrar el resto de relatos en https://sangremalbec.wordpress.com/

Por Matías Kremser
octubre 2021
noviembre 2021
No event found!