De por qué se me ocurrió hacer un Taller de Exploración Literaria ( Y auto chivo no solicitado)

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram

¿No les ha pasado de cansarse de ver talleres de “deconstructores del género literario”, comparándose con Cortázar, pero lo único que leyeron fue Rayuela? Ojo: hay talleres, muchos talleres, y los hay muy muy buenos. Pero también, como en todo, abunda el relleno. Por mucho tiempo me apichoné de hacer mi experiencia por eso, porque no quería ser otro más del montón: “Mirá, ahí va Kloster –‘Nekro’ le dicen los nerds de los amigos–, el chanta que hizo otro taller más del montón”. No. Ya no más. FEAR IS THE MIND KILLER.

Si don Julio viera como (siguen) roban(do) con Rayuela, se muere muerto.

Pero ¿cómo no caer en el tedio de la somnolencia creativa en la que están inmersos cientos de congéneres, sojuzgados por el supino yugo de la mediocridad? En criollo: ¿cómo carajos armo algo como la gente? La respuesta me esperaba en algo que ya conocía y que me recordó un webinar gratuito y genial sobre storytelling –sorry, gor!–, que terminaba en una súper oferta de un curso intensivo de 2 días por la módica suma de $1179 $139 lechugones (plot twist: no lo hice).

Storytelling entonces… q’ e’ lo q’ e’? Viene y no viene al caso. En castellano apto para derpies, es comunicar valiéndose de experiencias que impacten emocionalmente y generen lo que en marketing de redes sociales se llama engagement, o sea, que los destinatarios participen, se involucren. O eso entendí yo, no me juzguen, no soy mer-k2-técnico. La cuestión y lo que nos interesa, viene al caso, es que lo importante es comunicar, experiencias mediante.

Steven Wilson dijo una vez que “la única manera de hacer algo diferente es haciendo algo que exprese tu personalidad”. Que lo traiga a colación no tiene nada que ver con que una piba conocida y muy linda de estos pagos me haya dicho en ese momento que soy parecido* y tiene todo que ver con que el chabón batió la posta en 2015: miren si no lo que hacen hoy en día influencers capísimos como PaulinaCocina o FerInzaurralde. No es que haya sido un visionario Stevie, en 2015 era re evidente, sin embargo *esa* frase de la entrevista que le hicieron fue lo que me hizo click en la capocha, me hizo pensar la literatura de otra manera si bien él hablaba de la música. ¿Y qué tiene que ver esto de expresar la personalidad con la experiencia? No me hagan hacer todo el laburo a mí, vagos de mierda, y piensen un poco.

* bueno, sí, también; no me jodan.

Miralo al crack. Y posta tiene algún remoto parecido a mí (?

¿Ya conectaron los puntos? Bien: si para mostrar algo de vos tenés que apelar a la experiencia, entonces es evidente que necesitás construir historias que tengan algo de vos… y aun así necesitan de ficción, de lo no verificable, para condimentarlas un poco. Sobre todo porque si no, serían un diario personal, algo muy interesante si fueras, no sé, Pérez-Reverte o Laiseca, pero vos sos un pirincho, hermano, ¿a quién le interesa tu historia? ¡Yo estoy en la misma! Por eso me nutro de buenos bolaceros, cuentistas que sabían mezclar sus experiencias con sus bolazos, sazonando esas flasheadas deliciosas que tanto nos gustan.

Y acá viene mi propuesta, finalmente, acá se alinean los planetas, se conectan los alfileres con hilo, se enfilan los patitos: hagamos un fuckin’ taller donde todos, todas, todes y todxs compartamos textos, compartamos lecturas, y escribamos y compartamos también esas escrituras, nuestra literatura. Enriquezcámonos juntos, gente, que pa’eso vinimos. Dejemos la teoría para la academia y vamos a los bifes –o filetes de soja, si les kb más–, embarrémonos en las letras y saquemos de las tripas algo que nos haga sentir satisfechos de lo que podemos crear.

Para eso estoy armando el Taller de Exploración Literaria, para que tengamos un espacio donde experimentar algo nuevo y diferente, algo de lo que somos y queremos hacer, ser. Y los invito a que se sumen, si sienten que la idea les copa.

Por info, pueden escribirme por IG en instagram.com/manuel.kloster.

¡Hasta luego!

octubre 2021
noviembre 2021
No event found!